El Concreto

Ideas sólidas

Heinz se involucra accidentalmente con la pornografía
Tecnología

Heinz se involucra accidentalmente con la pornografía

Heinz se involucra accidentalmente con la pornografía
Heinz ofreció disculpas públicamente

Un código QR ha sido el principal responsable de un suceso indeseado por el que la conocida marca de ketchup tuvo que pedir disculpas públicamente. Desde el año 2012 hasta el 2014, Heinz estuvo desarrollando un concurso para el que invitaba a sus consumidores a visitar una página web a la que se accedía mediante el código QR antes mencionado.

Un consumidor alemán trató de probar suerte, con la sorpresa de que dicho código lo redirigía a un portal de contenido pornográfico llamado Fundorado. Indignado, acudió al fanpage de Heinz donde dejó una nota de reclamo, señalando que su salsa de tomate no era apta para menores de edad.

La marca de ketchup quiso aclarar el malentendido disculpándose, pero dejándole ver al consumidor que el concurso había expirado desde el año pasado. A pesar de la aclaratoria, Daniel Korell, el agraviado, hizo mucho énfasis en que botellas similares se encontraban en cientos de hogares, donde menores de edad podían acceder, por accidente, a este portal.

Heinz dio la razón al consumidor, apelando a esa vieja política que nunca falla, y en señal de disculpas le regaló una botella personalizada. Fundorado no perdió la oportunidad de participar en la contienda, ofreciendo una suscripción gratuita de un año al indignado Daniel Korell, oferta que desconocemos si aceptó o no.