El Concreto

Ideas sólidas

Clonación
Tecnología

Clonan lobo ártico en un afán de conservación, «acontecimiento histórico»

Científicos en China consiguieron clonar un lobo salvaje del Ártico, y esperan que la polémica tecnología genética pueda aprovecharse hoy por hoy para ayudar a salvar otras especies en peligro a medida que el mundo se acerca a una crisis de extinción.

La empresa Sinogene Biotechnology, con sede en Beijing, dio a conocer este lunes, al clon de lobo hembra, quién lleva por nombre Maya, al cumplirse 100 días de su nacimiento sucedido el 10 de junio.

Maya, se encuentra en buen estado de salud, es un cachorro de color marrón grisáceo con una cola tupida, dijo la compañía. A lo largo de una conferencia, en la que mostró videos de la cría jugando y descansando.

«Tras dos años de esfuerzos minuciosos, el lobo ártico fue clonado con éxito. Es el primer caso de este tipo en el mundo», expuso el director general de la empresa, Mi Jidong, en la reunión con la prensa, conforme con los medios estatales chinos.

El lobo ártico, igualmente llamado lobo blanco o polar, es una subespecie de lobo gris originaria de la tundra del Alto Ártico, en el archipiélago ártico del norte de Canadá.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) su estado de conservación, la métrica utilizada para determinar en qué grado de cercanía está una especie de la extinción, se cree de bajo riesgo, ya que su hábitat ártico es lo suficientemente lejano como para evitar a los cazadores.

Sin embargo, el cambio climático amenaza cada vez más su provisión de alimentos, y el progreso humano, como carreteras y oleoductos, está irrumpiendo su territorio.

Sinogene impulsó su proyecto de clonación en 2020, en contribución con el parque temático polar Harbin Polarland, de acuerdo informó en un comunicado publicado en la plataforma Weibo, análogo de Twitter.

A fin de procrear a Maya, la compañía llevó a cabo un proceso llamado transferencia nuclear de células somáticas, la misma técnica que se usó para gestar el primer clon de mamífero de la historia, la famosa oveja Dolly, en 1996.

Para comenzar, dispusieron una muestra de piel del lobo ártico original, incluso llamado Maya, insertado desde Canadá a Harbin Polarland, para producir «células donantes», que luego se inyectan en el óvulo de una perra y son conducidos a término por un vientre de alquiler.

Los expertos lograron producir 85 embriones de este tipo, que se pasaron al útero de siete caninos de raza beagles, lo que dio lugar al nacimiento de una loba ártica sana, la recién clonada Maya, según los medios de comunicación estatales.

La compañía espera que nazca pronto un segundo lobo ártico clonado, dijo en su publicación de Weibo, He Zhenming, ya que la clonación exitosa de Maya era un «acontecimiento histórico, de gran importancia para la protección de la vida silvestre del mundo y la restauración de las especies en peligro de extinción».

Vale la pena mencionar, que Sinogene agregó que además empezará a trabajar con el Parque de Fauna de Beijing para investigar más técnicas tecnológicas y aplicaciones de la clonación, para así llevar a cabo investigaciones sobre el mantenimiento y la cría de animales exóticos y en peligro de extinción en China.

La original Maya murió por causas naturales en 2021, según Global Times. El actual lobo clonado vive con su madre sustituta beagle, y luego será llevada a Harbin Polarland, de muestra al público.