El Concreto

Ideas sólidas

EL SISTEMA
Nacionales

Con la sinfonía La Marcha Eslava jóvenes de El Sistema intentarán coronarse como la orquesta más grande del mundo

Venezuela buscará hacer historia este sábado con el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles, al reunir a 12 mil niños, niñas y jóvenes quienes interpretarán la obra Marcha Eslava de Piotr Ilich Tchaikovscky, que tiene una duración de 12 minutos, y de esta manera cumplir con todos los requisitos que se establecen para lograr conseguir el Récord Guinness como la orquesta más grande del mundo.

El director Ejecutivo del Sistema Nacional de Orquestas, Eduardo Méndez, afirmó que la obra que se interpretará fue elegida por un Consejo Académico del Sistema y contará con la participación de seis directores de orquesta provenientes de varios estados del país, en un concierto que se desarrollará en el Patio de Honor de la Academia Militar en Caracas.

«Es una obra fundamental que se ejecuta dentro del Sistema, todos los niños hemos tocado esa obra», explicó Méndez desde la Sala Simón Bolívar, del Centro Social de la Música, sede de Fundamusical, en Caracas, durante una rueda de prensa.

En ese contexto, recalcó que para que Venezuela logre entrar al libro de récords, todos los participantes deben tocar a lo largo de toda la obra de manera simultánea, por lo que cada uno contará con su propio instrumento.

«El intento es ejecutar una obra sinfónica de repertorio universal y que tenga una duración superior a cinco minutos. Debe ser ejecutada por músicos, que no compartan los instrumentos, y todos deben tocar durante la ejecución, al mismo tiempo, porque pueden ser descalificados», precisó.

Afirmó que los jóvenes, niñas y niños del territorio nacional, serán trasladados a Caracas, donde se realizará el espectáculo, en el que se aplicarán estrictas medidas de bioseguridad necesarias para evitar la propagación del COVID-19.

«Cada participante recibirá un kit preventivo para mantener los espacios seguros, la población nacional podrá disfrutar de este evento en las plazas Bolívar del país. Los niños tienen dos meses ensayando, recibiendo formación y decidimos que fuera una fiesta nacional, que vinieran niños y jóvenes de todo el país», afirmó.

Por otra parte, recordó que esta idea surgió luego del concierto realizado en el año 2018, en el Poliedro de Caracas, para rendir honores al maestro José Antonio Abreu, en un homenaje de despedida tras su partida física.

«Luego de ese concierto se iniciaron los trámites ante la organización, los cuales se vieron obstaculizados por la pandemia. Los récord Guinness tienen una rigurosidad, que requiere tiempo de preparación, documentos, condiciones previas que cumplir para tener el interés de ellos», sentenció.