El Concreto

Ideas sólidas

Enrique Romero - Fundación Alma Amiga y cómo formar parte de su equipo de Voluntarios - FOTO
Concretadas Responsabilidad Social Empresarial

Fundación Alma Amiga y cómo formar parte de su equipo de Voluntarios

La labor de la Fundación Alma Amiga permite a sus voluntarios, embajadores e influenciadores atender las principales necesidades de la población más vulnerable que habita sobre todo en comunidades de riesgo

EC.- Con la meta de asistir de forma oportuna las necesidades de la infancia que habita en comunidades de riesgo social, familiar y escolar fue creada la Fundación Alma Amiga (FAA), la cual, para cumplir mejor ese objetivo, invita a todos aquellos que quieran sumarse como voluntarios al proyecto.

La organización, a través del programa Proyectos Humanísticos, mantiene una serie de actividades sistemáticas que se desarrollan para crear momentos felices a quienes padecen constantemente carencias en sus derechos básicos, fomentando una cultura de vida que defienda y promueva valores, facilite su óptimo desarrollo social, combata flagelos sociales y eduque para la integración social progresiva.

La misión principal es empoderar a los jóvenes con el apoyo de los voluntarios, influenciadores y embajadores, cuyos objetivos son varios: realizar diagnósticos comunitarios, realizar donaciones, proyectar planes de acción, facilitar herramientas, difundir y publicar eventos y programas de la organización, entre más.

LEA TAMBIÉN | Fundación Alma Amiga | De la familia y la enseñanza de valores a los niños

A quienes decidan iniciar las actividades de voluntariado se les entrena dándoles soportes y herramientas necesarias para brindar el mejor apoyo a los beneficiarios de una FAA que cuenta con un equipo multidisciplinario con colaboradores como Enrique Romero.

La Fundación Alma Amiga procura apoyar en modo sumo la labor de voluntariado y embajadores en la reeducación que trabajan los agentes, para crear todas las condiciones óptimas en beneficio del prójimo, hacia una mejor calidad de vida. Con este entrenamiento, los nuevos voluntarios obtienen soporte y herramientas necesarias para brindar el mejor apoyo a los beneficiarios de la fundación.

(Con información de la Fundación Alma Amiga)