El Concreto

Ideas sólidas

Charla
Responsabilidad Social Empresarial

SAV realizó charlas a los jóvenes sobre el riesgo del uso del cigarrillo electrónico

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) está realizando charlas antitabaquismo en las escuelas, para explicar a los jóvenes entre 12 y 17 años que el consumo del tabaco es un factor de riesgo importante tanto de enfermedades no transmisibles (ENT), como cardiovasculares y respiratorias, la diabetes y el cáncer.

Aunque los cigarrillos electrónicos han surgido como una alternativa para evitar la adicción a los comunes, también contienen nicotina, y no solo mantienen el hábito del vicio, sino que además están ganando adeptos entre los adolescentes.

Más de 200 estudiantes han sido beneficiados con estas charlas, quienes resaltan que los jóvenes son más susceptibles a la adicción que los adultos, porque sus cerebros todavía están en desarrollo, lo que los hace más propensos a acostumbrarse al consumo de drogas y alcohol.

Los especialistas de SAV hicieron énfasis en las nuevas formas de consumo en el mercado para aminorar los daños causados por el tabaco tradicional, como los cigarrillos electrónicos.  Estos dispositivos se han convertido rápidamente en un producto popular y adictivo, ya que suelen contener nicotina, saborizantes y sustancias químicas.

Según el gerente de Educación y Prevención de la SAV, César Miranda, el “vapeo” (vaping) es el preferido entre los jóvenes en los últimos años. Ahora más adolescentes utilizan los cigarrillos electrónicos, incluso superando a los tradicionales, pese a que existen en el país restricciones en su venta y publicidad.

“Desarrollar una adicción a la nicotina puede hacer que a los adolescentes les resulte más difícil centrarse y concentrarse. Los cigarrillos electrónicos también contienen sustancias químicas que podrían causar cáncer, y hay muchos informes sobre problemas pulmonares graves relacionados con el vapeo”, explicó.

Miranda hace un llamado de atención a los padres para que empiecen a educarse y actualizarse,  porque el vapeo puede hacer que sus hijos sean más propensos a fumar cigarrillos convencionales.

Finalmente, destacó que “las escuelas también deben ser responsables por esto y proporcionar estrategias educativas, tanto para maestros como para estudiantes. Por eso, el programa de charlas pedagógicas que ofrece la SAV, es clave para llevar a cabo estos acompañamientos, dirigidos a toda la comunidad educativa”.