El Concreto

Ideas sólidas

¡Ramiro Helmeyer nos explica la dinámica del tecleo!
Tecnología

¡Ramiro Helmeyer nos explica la dinámica del tecleo!

El mundo de la biometría tiene hoy día en la dinámica del tecleo a una de sus más interesantes características y ramas. ¿De qué trata? Pues de la investigación y el reconocimiento de patrones de tecleo como, por ejemplo, el tiempo minucioso que se tarda una persona en presionar y soltar una tecla a la hora de escribir sobre un teclado de computadora.

Ramiro Helmeyer, experto en seguridad y blindaje, nos habla al respecto en una reciente nota publicada en su portal oficial y allí explica que, primeramente, toda acción de que sobrelleva escribir en un teclado un mensaje o alguna frase de forma habitual y repetitiva incide directamente a que las personas pasen a ejecutar tales acciones de forma instintiva y automática.

Eso, por supuesto, genera un patrón que viene a ser la iniciación de los sistemas de autenticación fundados en la llamada dinámica del tecleo. ¿Y cómo se establece? La conocida como huella queda implícita con varias medidas como el tiempo de palpitación de cada tecla o el tiempo entre latidos, las cuales siempre varían entre diferentes personas, generando los patrones de conducta.

La dinámica del tecleo, también, deriva de una pericia de control para la personalización del usuario, la cual aumenta más de lo común cuando se trata de patrones como los populares usuario y contraseña, y que tienden a resultar hasta más sencillos y prácticos (por aquello de que pueden estar compuestos sin obstáculos en numerosos ambientes electrónicos).

¡Ramiro Helmeyer nos explica la dinámica del tecleo!

Según Ramiro Helmeyer, la dinámica del tecleo además monopoliza la cualidad y el ritmo en el cual un individuo teclea. ¿Cómo? Los ritmos de golpes a teclas son moderados e inscritos por un algoritmo para así extender plantillas biométricas de modelos de escritura para autenticaciones futuras.

Sin embargo, advierte el experto, estos rasgos de nuestra conducta individual no consienten el igualar de forma inequívoca e interna a un grupo grande de personas, aunque sí que brindan información capaz de acceder a la comprobación de nuestras identidades lo cual es, al final, el objetivo.