El Concreto

Ideas sólidas

¡Europa también le abre los brazos a la Biometría!
Tecnología

¡Europa también le abre los brazos a la Biometría!

¡Europa también le abre los brazos a la Biometría!

Los altísimos niveles de seguridad que demuestra la biometría no están pasando desapercibidos por los pobladores del planeta entero, y muy especialmente de Europa. De hecho, un reciente estudio de una marca crediticia ha demostrado que en el viejo continente apuestan totalmente por esta tecnología y, lo que es más, la apoyan.

Según Ramiro Helmeyer, experto en seguridad y blindaje que hace poco nos habló de la penetración de la biometría en América Latina, este estudio europeo es solo una muestra más de la confianza que la tecnología despierta a la hora de, por ejemplo, realizar pagos… Y es que el 73% de los encuestados lo confirma al asegurar que se trata de un sistema perfecto y práctico.

Y no solo los pagos manuales son ejemplificantes según los europeos: La gran mayoría coincide en que la biometría también es ideal a la hora de efectuar cualquier tipo de comercio online ya que se trata de un sistema sumamente seguro y confiable que beneficia tanto a clientes como a proveedores de servicios.

La verificación e identificación biométricas han creado una gran expectación en el contexto de los pagos ya que ofrecen una oportunidad para simplificar y mejorar la experiencia del cliente”, ha llegado a decir al respecto Jonathan Vaux, Director Ejecutivo de Socios En Innovación, agregando además que la tecnología es tan aceptada por, lo dicho, ser confiable.

Claro, Vaux explica también que la percepción segura de la biometría se da más que nada en un contexto relacionado a factores de dispositivos, tecnologías de geolocalización y demás métodos que ayuden a hacer de la generación de confianza entre los clientes algo más perfectible.

Y si se trata de seguir buscándole peros al asunto, Ramiro Helmeyer también alude a la preocupación de muchos europeos de que la biometría sea, tal vez, demasiado perfecta para aquellos que no la utilizan, generando un poco de ambiente contraproducente contra sí misma… Aunque, obvio, nada de qué preocuparse realmente.