El Concreto

Ideas sólidas

Así esta creciendo la tecnología biométrica en Latinoamérica
Tecnología

Así esta creciendo la tecnología biométrica en Latinoamérica

Así esta creciendo la tecnología biométrica en Latinoamérica

Para nadie es un secreto el inmenso avance que está teniendo la biometría a nivel mundial en materia de economía y finanzas, seguridad, y mejora en la calidad de servicios, así como tampoco el hecho de que Latinoamérica se ha convertido en una región que ha abrazado de lleno esta tecnología con proyectos en marcha en países como Chile, México, Brasil, Argentina o Venezuela.

Ramiro Helmeyer, experto en seguridad y blindaje, así lo refleja en una reciente publicación en su portal web oficial y ejemplifica su punto con un hecho que ocurrió en Brasil no hace mucho: A más de 33 mil cajeros automáticos de una reconocida institución financiera se les instalaron sensores biométricos para que, por un lado, los usuarios tuvieran un acceso más sencillo a sus cuentas y, por el otro, se vieran más protegidos ante posibles robos de identidad o fraudes por el uso del PIN.

Por supuesto que ese no es el único ejemplo que Helmeyer ofrece para confirmar el hecho de que la biometría está más presente que nunca en Latinoamérica. El experto recuerda que por allá por el año 2011 se dieron unos pasos importantes en la Argentina cuando se aprobó y activó el Sistema de Acceso Biométrico a Espectáculos Deportivos.

Ese sistema se inauguró con un partido de fútbol… con ‘el’ partido de fútbol, mejor dicho, entre Boca Juniors y River Plate, y fue todo un éxito ya que hubo una identificación perfecta de los asistentes y, por ende, mayor celeridad a la hora de ingresar al estadio, más seguridad y, obvio, menos intentos de generar violencia entre aficionados.

El último gran ejemplo de biometría en la región pasa por casa, ya que Ramiro Helmeyer recuerda el uso que se le ha dado a la tecnología en Venezuela para hacer más fluidas, seguras y confiables las más recientes elecciones realizadas en la nación. Esto se traduce en el blindaje del proceso todo, impidiendo dobles votaciones y usurpación de identidades.