Cámaras para vehículos: Opción ideal de seguridad vial

Viajar en automóvil, desafortunadamente, representa un riesgo potencial que puede ser causado tanto por uno mismo como por otros conductores y, a veces, por ambos. Es por eso que carreteras y autopistas del mundo están plagadas de accidentes que, a la hora de una investigación, se transforman en pequeños juicios en los que (casi siempre) la palabra del inocente no siempre resulta favorecida.

Eso se da porque la población no está preparada para tales sucesos y porque, lamentablemente, el sistema suele ser corrupto. Sin embargo, todo tiene solución: Ramiro Helmeyer, experto en blindaje y seguridad, habla de lo importante que es invertir en un buen sistema de cámaras en los vehículos que sea capaz de grabar todo lo que pasa en la vía para que, así, los conductores tengan pruebas tangibles en el momento de afrontar cualquier circunstancia.

Según Helmeyer, contar con cámaras a bordo de cualquier automóvil representa ventajas considerables que van desde evitar extorsiones de autoridades corruptas, capturar imágenes de percances que sean útiles como evidencia propia o para terceros, hasta (dado el caso) recopilar información visual del comportamiento de empleados en vehículos empresariales.

Dicho de otro modo: Tener un sistema de cámaras da para todo y más… Y, ojo, no unas cámaras cualesquiera. No. Si se va a invertir en ello, hay que hacerlo dejando a un lado el ánimo de ahorro y poniendo énfasis en la calidad de la seguridad. Eso se traduce en que es mejor gastar más en un buen equipo que sea garantía, que hacerlo menos en uno que, a la larga, resultará casi desechable.

Ramiro Helmeyer recomienda, sobre todo, el uso de buenas cámaras frontales, esas que proporcionen resistencia, compatibilidad con varios sistemas operativos y grabación en alta definición… Y frontales porque, a dicho del experto, para los vehículos particulares (sobre todo) es más importante lo que suceda adelante que lo que suceda atrás.

¿Opciones? Muchas. Y dentro de la variedad, también hay funcionalidades extras que ayudan a hacer del sistema todo uno más completo y útil con, por ejemplo, antenas GPS y navegadores web.

Y, aunque sea cierto que mirar al frente es lo importante, Helmeyer no descarta de plano las cámaras que puedan hacerlo en ambas direcciones. De hecho, estos sistemas también son muy útiles y también proporcionan funcionalidades de seguridad extra con características modernas como la grabación en alta definición, memorias externas, micrófonos, GPS, pantallas, salidas HDMI y más.

En todo caso, lo importante es el hecho de contar con, por lo menos, una buena cámara a bordo del vehículo. Eso representará, a todos los efectos, una cuota importante de seguridad y tranquilidad al volante, y una especie de seguro a la hora de encarar problemas en la vía.