Videojuegos bajo régimen de regulación en Corea del Sur

Metro Redux, popular videojuego

La adicción que puede llegar a despertar en algunos jóvenes y adolescentes el uso de videojuegos, preocupa seriamente al gobierno de Corea del Sur que se ha propuesto establecer una serie de regulaciones con respecto a este tipo de actividades, como restringir el horario que se invierte en este entretenimiento, impidiendo que los gamers jueguen en el horario comprendido entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana.

Aunque en la nación asiática hay una gran aceptación por la industria de los videojuegos, considerando muchos títulos como verdaderas obras de arte y ofreciendo al público locales especializados para este tipo de actividades, las posibilidades de que los jóvenes desarrollen una adicción como lo harían con el alcohol y otras sustancias tóxicas, preocupa a las autoridades surcoreanas.

El Partido Democrático de Corea, que quiere velar por la seguridad y la salud de los ciudadanos, parte de la premisa de que los videojuegos pueden hacer que los individuos desarrollen síntomas similares a los de la adicción a ciertas sustancias. Aunque está científicamente comprobado que los videojuegos son un mecanismo para liberar el estrés por parte de los jóvenes, las autoridades no quieren correr riesgos, a pesar de que muchos padres y representantes consideran que las medidas son un poco exageradas.